Cadenas Minoristas

El proceso de selección estandarizado y el catálogo de pruebas adaptados a las cadenas minoristas permiten una actividad de reclutamiento de alto volumen fluida y eficiente, a la vez que se reducen significativamente los riesgos.

Las cadenas minoristas se enfrentan regularmente a una serie de desafíos relacionados con los recursos humanos. El más destacado es una alta rotación de personal, que a veces es más del 100 por ciento anual. Bajo tales condiciones de rotación, es difícil fomentar el compromiso organizacional y la lealtad de los empleados. La escasez de recursos humanos en las cadenas fomenta la competencia destinada a atraer empleados de otras cadenas, provocando a su vez un flujo frecuente de empleados de una cadena a otra.

Otro desafío importante es el robo y el fraude. Los empleados de las cadenas minoristas tienen más oportunidades de colaborar con clientes externos que están dispuestos a correr el riesgo de robo y fraude contra la cadena. El dinero en efectivo y los productos pequeños pero caros son muy accesibles. Cuando los filtros de selección son deficientes o inadecuados para el puesto, aumenta el riesgo de robo y fraude.

 

Otro desafío importante es el robo y el fraude. Los empleados de la cadena minorista tienen más oportunidades de colaborar con clientes externos que están dispuestos a correr el riesgo de robo y cometer fraude contra la cadena. El efectivo y los productos pequeños pero caros son muy accesibles. Cuando los filtros de selección son deficientes o inadecuados para el puesto, aumenta el riesgo de robo y fraude.

Las cadenas minoristas también tienen que hacer frente a su distribución en una gran área geográfica, lo que dificulta todos los aspectos del control y supervisión de la sede. En numerosos casos, el reclutamiento lo realiza el gerente de la tienda, que no tiene suficientes habilidades de selección ni de formación (reclutamiento comunitario). La calidad del reclutamiento no es uniforme en todas las ramas y puede caracterizarse por decisiones locales, condiciones de prueba inferiores, filtros irrelevantes y escasez de controles.

Midot ha prestado servicios de consultoría de reclutamiento a cadenas minoristas durante varias décadas y es consciente de las limitaciones únicas de reclutamiento del sector. Varias de las actualizaciones y mejoras que Midot ha realizado en los controles son el resultado directo de colaboraciones con clientes minoristas de todo el mundo.

SOLUCIONES DE MIDOT PARA CLIENTES DE CADENAS MINORISTAS

Un estándar de detección uniforme.

Las pruebas de Midot y la plataforma PODIUM permiten el desarrollo de un estándar de control uniforme y de valor único que no dependa del número de tiendas ni de las habilidades de control del gerente de la tienda. Después de determinar las normas y los umbrales de descalificación, las pruebas se llevan a cabo de forma automática, objetiva e incluso segura y remota. Los examinados hacen las pruebas en las oficinas de la empresa de reclutamiento o en su propia casa usando cualquier ordenador, tablet o smartphone, con la capacidad de verificar la identidad del candidato usando una cámara web. Los reclutadores cuentan con una interfaz de administración que les permite mantenerse actualizados sobre el estado del proceso, ver los resultados de las pruebas e incluso aconsejar y apoyar la toma de decisiones del centro, de los reclutadores y de los gerentes de tiendas en otras zonas geográficas.

La plataforma PODIUM de Midot evita las pruebas repetidas y la gestión de “listas negras“

El fenómeno de las «puertas giratorias» es común en el mundo de las cadenas minoristas: un empleado que no está cualificado para trabajar en la Sucursal A intenta encontrar empleo en la Sucursal B. La plataforma también permite el bloqueo o la notificación antes de volver a evaluar a un candidato dentro de un período establecido de tiempo definido por las políticas de la organización, así como la creación de listas de candidatos y de exempleados que la empresa no desea volver a contratar.

Un catálogo de pruebas que incluya montones de versiones de prueba adaptadas a cada puesto y campo profesional.

El catálogo permite generar numerosos tipos de prueba con facilidad. La empresa puede añadir cualquier sección informativa personalizada al puesto y al campo profesional, aumentando así la precisión y profundidad de la herramienta de evaluación disponible para los reclutadores.

Cumplimiento con los requisitos legales y reglamentarios.

Midot invierte en grandes esfuerzos y recursos para adaptar los entornos tecnológicos y los procesos de trabajo a todos los nuevos estándares. Midot cuenta con la certificación ISO27001 para la gestión de seguridad de la información a partir de 2008, cumple con todos los requisitos del GDPR y una amplia gama de requisitos legales locales dependientes del estado. La flexibilidad tecnológica de la plataforma de prueba, la flexibilidad de los cuestionarios y sus numerosas versiones, así como los informes de resultados, hacen posible que las organizaciones cumplan con los requisitos legales cambiantes en materia de privacidad, legislación laboral y seguridad de la información.